miércoles, 22 de mayo de 2013

María Alicia Gómez de Balbuena



                    Busco tu rostro hermano

Busco tu rostro hermano, libero las palabras…
Hablo a través de imágenes. Dialogo con la historia.
Miro rastros de horizontes perdidos
Espejos de Trelew... ¡40 años!
Una vida en las vidas de otros muchos.
Angustia del presente en la memoria.
¡Historia! ¡Nuestra historia!
Aún latente, en búsqueda incesante de victoria…
Fueron seis. ¡Lo lograron! Fueron 10…
Más otros 19 sucumbieron.
Fueron ansias de libertad y de ideales…
¡Fue negocio! ¡Y fue cálculo el horror!
Y fue un 15 de agosto en aquél día
Con siete días más de decisión…
Destino de aquellos pocos que fugaron…
Madrugada especial. Resistencia inusual.
Y otros muchos que fueron inmolados…
Hilvanando ese ayer, sólo tres voces,
Sobrevivientes voces, que hoy son eco…
¿En cuál bando situarse en la memoria?
Ayer…10 “guerrilleros” perseguidos
Con picanas, asfixias y cadenas…
¡Tenientes! ¡Generales de Marina pisándoles las huellas!
Los mismos que hoy la historia ya condena,
¡Los mismos que hoy soportan las cadenas!
Morirían hermanos argentinos que juraban ser víctimas…
Morirían soldados, hermanos argentinos que sólo obedecían…
¿Dónde están? ¿En qué espejos retratarlos?
¿Dónde están mis hermanos? ¿Y dónde los “Derechos Humanos”?
Aquella larga noche murió la libertad,
Y no tuvo homenajes el Padre de la  Patria…
            -no había seguridad-
Callaron los diarios ¡El desierto calló!
Epicentro de pólvora fue la negociación,
Familias destroncadas cuando la muerte habló…
En tanto - mandato calculado –
El gobierno del pueblo negociaba la entrega de esa guerra.
Una más de las guerras “que convienen”…
¡Y no nos dimos cuenta!
“Matarían a todos” –la voz corresponsal-
“Que investiguen a todos” –la voz universal-
¿Dónde están? ¿Cuáles son los tratados?
Murieron hermanos argentinos que juraban ser víctimas.
Los mataban soldados, hermanos argentinos que sólo obedecían…
¿Dónde están? ¿En qué espejo mirarlos?
¿Qué países jugaron el ajedrez del lutosin ganarlo?
¿Dónde están mis hermanos, y dónde los “Derechos Humanos”?


“Matarían a todos” – de Inglaterra, la voz corresponsal-
Apártate de mi sol
Si no has querido arrullarme como avecilla extraviada
Si no dejas que tus besos acaricien mi almohada
Si es más valioso el silencio en desmedro de lo nuestro
¡Apártate de mi sol!
Habrá días como hogueras
Y recordando este ayer, me quemaré en las praderas
Habrá noches sin consuelo
Y soñaré entre los velos de esta ilusión que marchita…
Que por tenerte me ahogué
Que por amarte sufrí hasta perder el aliento
Y olvidé que era la dueña de todos esos momentos
¡Apártate de mi sol!
Yo buscaré otro nido, insistente, plañidera…
Y por mi Dios que me ha visto encadenar mi agonía
Pondré fin a este lamento.
Ya nadie sabrá que un día te ofrecí mieles, rendida
Más nunca serás quien seas si te olvidas de tu hombría
¡Apártate de mi sol! Necesito otras orillas
Mi amor te busca horadando situaciones de esos días
Pero  mi ser desconfía…
¡Apártate de mi sol! No caeré de rodillas.

María Alicia Gómez de Balbuena

1 comentario:

  1. Una excelente intercalación entre los versos y las voces noticieras, donde la autora describe el horror y la banalidad de jugarlo como si fuera el ajedrez. Es que la dignidad y la vida no se negocian.
    Excelente, María Alicia. Felicitaciones y saludos.
    MARITA RAGOZZA

    ResponderEliminar